Remedios Naturales Para Curar el Dolor en Los Talones.

Las inflamaciones en los pies cada vez se han vuelto más y más comunes en cada rincón del mundo, es casi una costumbre terminar con dolores en los talones gracias a una larga y pesada jornada laboral o de estudios, pero aunque sea común no quiere decir que no llegue a tener consecuencias severas.

La fascitis plantar puede llegar a ser muy peligrosa si no se toman las precauciones y atenciones necesarias. Es necesario que te mediques con antiinflamatorios o que recurras a remedios naturales para aliviar el dolor en los talones.

Cada persona padece este malestar de manera distinta. Algunos pueden sentir dolores leves, otros padecen fuertes e insoportables malestares que incluso llegan a impedir que el sujeto se mantenga en pie.

Afortunadamente, en este contenido te brindaremos la información necesaria para aliviar estas molestias.

Cura la fascitis plantar con los siguientes métodos naturales

Emplear el uso del hielo:

–Envuelve varios cubitos de hielo en un paño y pásalo lentamente por toda la planta de tu pie, dejándolo más tiempo en el talón.

-Si es de tu agrado, puede granizar el hielo.

-El hielo es perfecto para disminuir las inflamaciones y aliviar los malestares musculares, articulares y de cualquier parte del cuerpo.

Tienes que repetir este procedimiento al menos 3 veces al día.

Masajes con aceite de árnica:

-Este tipo de aceite es ideal para destensar y aliviar cualquier parte del cuerpo.

-De hecho, sus propiedades mentoladas hacen que la zona dolorida se relaje rápidamente debido a que posee una refrescante sensación fría.

-Debes untar el aceite esencial en el área afectada y emplear masajes suaves y firmes de arriba hacia abajo por 10 minutos, luego untas un poco más del remedio y dejas que tu piel lo absorba.

-Es recomendable que realices este proceso antes de acostarte, pues el aceite relaja tanto que induce al sueño.

Masajes matutinos:

-La mejor manera de destensar los músculos en mediante los masajes, sin embargo, los beneficios se multiplican cuando se llevan a cabo durante las mañanas, preferiblemente antes de salir de casa ya sea para ir al trabajo, lugar de estudios o cualquier diligencia. 

-Fricciona desde el talón hasta los dedos del pie con tu pulgar de manera lenta y pausada, pero ejerciendo un poco de presión para regular la circulación.

Vendajes:

-Este es uno de los métodos más comunes, se trata de vendar completamente los pies con una venda lo suficientemente grande como para que abarque totalmente cada pie

-Esto debes hacerlo durante el día y tratar de permanecer con la venda toda la jornada.

-El vendaje debe estar un poco ajustado para que los dolores desaparezcan.

Frotes con botellas heladas:

-Coloca el recipiente en tu pie y pásalo para que el frío penetre en la piel de la planta del pie y el malestar disminuya poco a poco hasta simplemente desaparecer.

 

si esta informacion le fue util, compartela en tus redes sociales…