Los Egipcios llamaban al Aloe Vera LA PLANTA DE LA INMORTALIDAD. Descubre el Porqué

Ya todos conocemos los beneficios casi milagrosos del aloe vera, y aunque tal vez sólo sepas de sus usos tópicos, es decir, que sólo se aplica en las zonas afectas, quizás desconozcas que muchas de sus propiedades pueden aprovecharse cuando este gel se ingiere.

La planta de aloe vera es muy fácil de cultivar y no requiere de muchos cuidados. Sólo un poco de riego y abundante sol para que crezca sana y fuerte y puedas utilizarla de manera natural, que es la mejor forma.

Contiene componentes de origen natural tales como:

  • Polisacáridos
  • Vitaminas
  • Enzimas
  • Aminoácidos
  • Y minerales que facilitan la absorción de nutrientes.

Otras propiedades atribuidas al aloe vera son sus efectos:

  • Antivirales
  • Antibacterianos 
  • Antifúngicos
  • Como sí también es eficaz para eliminar toxinas y residuos invasores.

El Aloe Vera contiene minerales como:

  • EL calcio
  • Magnesio
  • Zinc
  • Cromo
  • Selenio
  • Sodio
  • Hierro
  • Potasio
  • Cobre y manganeso.

Todo ellos, contribuyen a mantener activo el metabolismo. Las enzimas, como la amilasa y la lipasa, intervienen en los procesos digestivos, desechando moléculas de grasa y azúcar.

Casi todo el complejo vitamínico de la serie B se encuentran en esta planta y en particular, la vitamina B12 del aloe vera ayuda a producir glóbulos rojos.

Esto es sumamente beneficioso para quienes realizan dietas vegetarianas , ya que esta manera se incorpora gran cantidad de hierro. Si bien no podemos reducir el consumo de hierro a esta única fuente, es un aporte importante.

Entre los múltiples usos, podemos contar:

  • Regenera las células de la piel (elimina ampollas, irritaciones, várices, regenera heridas, cura quemaduras de sol y quemaduras en general, picaduras de insectos, estrías, acné)
  • Favorece la digestión (alivia diarreas)
  • Tiene efecto depurativo
  • Regenera tejidos internos
  • Elimina hongos
  • Protege el sistema inmunológico
  • Tiene efecto analgésico
  • Posee propiedades antiinflamatorias
  • Absorbe metales pesados y elementos tóxicos derivados de la pintura, el PVC, esmaltes, combustibles, etc.
  • Alivia la conjuntivitis
  • Alivia el cansancio de pies y piernas
  • Combate el sarro, blanquea lo dientes y aporta buena salud a las encías (masticar un trozo de aloe vera 1 vez a la semana)
  • Alivia dolores articulares (torceduras, golpes, artritis, lumbago, esguinces)
  • Actúa como protector solar
  • Actúa como laxante suave
  • Reduce las molestias de las hemorroides
  • Elimina caspa y limpia el cuero cabelludo
  • Elimina la candidiasis vaginal

Cómo elaborar el gel de Aloe vera.

Los Ingredientes son:

Una hoja de aloe vera y un Limón.

 Elaboración:

Primero corta la hoja de la planta, recuerda no maltratar la planta para que pueda volver a crecer.

Corta por desde el tronco la hoja para aprovecharla al máximo. En un recipiente deja la hoja para que escurra el jugo.

Cuando termines, con un cuchillo separa el gel de la hoja.

Recuerda realizarlo de los dos lados de la hoja y consérvalo en algún tazón y adiciona el limón. Puedes utilizar la licuadora para conseguir una mejor composición.

Al final conserva el frasco en el refrigerador. Ahora puedes utilizarlo cuando quieras en jugos y licuados.  No olvides compartir con tus amigos en las redes sociales este interesante articulo.